A contrario de la creencia popular, el cemento y el hormigón no son la misma cosa. El cemento es solamente una componente del hormigón. El hormigón está constituido de tres componentes básicas: agua, agregados (piedra, arena o grava) y cemento.